¿PERDISTE EL DESEO DE AMAR?

1 Mar

 ¿PERDISTE EL DESEO DE AMAR?

NOTA: El siguiente articulo es de “Bible Gateway”support@lists.biblegateway.com  El cual me fue enviado por Irene Valenzuela.

El verso para hoy: “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (Ap. 2:4 NIV)

(Si no estas casada,  quiero que leas este devocional con lupa…has perdido tu amor por Jesus? Ahora, lee mi hermana y considera a Jesus como tu novio celestial.)

Si estas casada, ¿Qué haces cuando has perdido ese deseo de amar? Tal vez realmente adorabas a tu esposo en el principio, pero ahora no puedes recordar porque. Tal vez honestamente admirabas sus buenas cualidades, pero ahora no puedes recordar cuales eran. Tal vez vez apreciabas sus maravillosos atributos, pero ahora no las aprecias.  ¿Que hacer ahora?

Aquí esta una estadística que te puede parecer interesante. De acuerdo a un análisis de Encuesta Nacional de Familias y Hogares, el 86 por ciento de personas casada pero no felices y  quienes permanecieron en su matrimonio encontraron que, cinco anos mas tarde, sus matrimonios ahora si son felices. De hecho, cerca del 60 por ciento de los que calificaron su matrimonio como infeliz al final de 1980, y quienes se quedaron en el matrimonio, calificaron el mismo matrimonio  como “muy feliz” o “bastante feliz”  cuando se les re-entrevisto cinco anos mas tarde (Linda J. Waite and Maggie Gallagher, The Case for Marriage (New York: Double Day, 2000) 148). En comparación, con aquellos que se divorciaron y se volvieron a casar, se divorciaron otra vez en un 60 por ciento (Judith Wallerstain y Julia A. Lewis, y Sandra Blakeslee, The Unexpected Legacy of Divorce, Hyperion, 2000) P.295)

Asi que, empezar de nuevo tal vez sea la respuesta…mientras sea con el mismo hombre.

En el libro del Apocalipsis en la Biblia, Dios le dijo esto a la iglesia de Efesos. “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (Ap. 2:4) Efesos era una de las iglesias mas amorosas en el Nuevo Testamento y aun asi, a lo largo del camino, perdieron el entusiasmo que tenían al principio de conocer a Jesus. Su amor de el uno por el otro y por Dios se enfrio.

Mientras leo el lamento de Dios, Susurro una oración. “Oh Senor, cuantas de nosotras nos hemos olvidado de nuestro primer amor. Nos hemos olvidado de la emoción que sentimos cuando conocimos a nuestro esposo.  El cosquilleo y emoción que sentíamos cuando entrabamos a nuestra habitación, Los fuertes latidos del corazón cuando nos llamaba por teléfono, la tierna expectación cuando abríamos una carta escrita por su mano, La descarga eléctrica del deseo sexual iniciada con un beso. En alguna parte entre sacar la basura,  pagar las utilidades, llevar a los niños, cortar el pasto, disciplinando a los niños, doblando la ropa…en algún lugar de la mundana rutina de la vida, perdimos ese deseo de amar.

¿Cómo lo obtenemos de nuevo? Dios dio a la iglesia dos simples pasos para la Novia de Cristo para renovar la pasión por su Amado, y yo creo que nosotros podemos felizmente tomar los mismos principios para renovar nuestra pasión por el hombre de nuestros sueños.

Recuerda y regresate.

¿Recuerdas lo que te atrajo a tu esposo al principio? ¿Recuerdas como tratabas de complacerlo, capturar su corazón, y ganar su afecto? Eso debe haber sido cincuenta libras de peso y una cabeza llena de pelo tiempo atras, pero el joven que anhelaba ser adorado, admirado y apreciado sigue viviendo en dentro de su corazón. El quiere saber si todavia “tiene lo que se necesita”. Hazle saber que si……

NOTA: Diariamente un tema nuevo que ayudara a tu matrimonio a tener éxito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: