LA CLAVE PARA MANTENER UN MATRIMONIO FELIZ

5 Sep

LA CLAVE PARA MANTENER UN MATRIMONIO FELIZ

Perdonar es una parte necesaria en nuestra vida, por la simple razón de que “todos tropezamos en muchas cosas” (Santiago 3:2) Cuando Jacobo murió, todos los hermanos de Jose lo buscaron para pedirle perdón por el malvado trato que le dieron muchos anos atrás—aun cuando Jose ya los habia perdonado mucho tiempo atrás. Ellos querían estar seguros.

De una manera similar, sin la limpieza del poder de perdonar, en el mejor matrimonio seria algo muy duro. En el peor seria un desastre.  No importa que tan difícil la gente trate de complacerse el uno al otro, fallaran. Con la falla viene el dolor—y el único alivio para el dolor es el bálsamo del perdón.

La llave para mantener un abierto, intimo, y feliz matrimonio es pedir que se otorgue y que se de el perdón pronto. Acerca del proceso del perdonar Jesus dijo, “porque si perdonas a otros sus ofensas, tu Padre que esta en los cielos también te perdonara. Pero si no perdonas al hombre sus ofensas, tampoco tu Padre te perdonara tus ofensas.” (Mat. 6:14,15) Su instrucción es clara” Dios insiste en que tenemos que ser perdonadores, y en el matrimonio—probablemente mas que cualquier otra relación—presenta frequentes oportunidades de practicarlo.

Perdonar significa dejar de lado el resentimiento en contra o renunciar al deseo de buscar venganza. Por un acto o por voluntad propia de soltar a la otra persona.  Como Cristiano, no haces esto bajo presión, rascando y gritando en protesta. En lugar, lo haces con un suave espíritu de amor, como Pablo replico, “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándonos unos a otros, como Dios también os perdono a vosotros en Cristo.” (Ef. 4:32).

La verdadera prueba en tu habilidad de perdonar se presenta cuando tu y tu conyuje están en el campo de batalla y están molestos y enojados el uno con el otro. Es aquí cuando necesitas el pode del Espiritu Santo y debes pedirle, “Dios ayudame por favor en esto, necesito sentir el deseo de perdonar, porque tu me mandas que lo debo hacer. Por favor dame ese poder y quitame el deseo de castigar a mi conyuje y poder perdonar.”

Esto se practicaba en nuestros primeros anos de matrimonio, pero Barbara y Yo aprendimos a mantener nuestra relación saludable en la mayoría del tiempo no utilizando excesiva energia y resentimiento.  Nosotros nos damos y pedimos perdón libremente—aun cuando no sentimos hacerlo.

NOTA: lo siento mucho!!  Olvide agregar que este articulo fue tomado de un articulo de Family Life Marriage Bible por Dennis y Barbara Rainey. Estuve fuera de la ciudad y no pude regresar a tiempo para desarrollar un tema.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: