RINDETE, CEDE, DALO TODO

24 Jan

RINDETE, CEDE, DALO TODO

¿Porque “Mical la hija de saul no (tuvo) ninos hasta el dia que  murió” (6:23)? Ella permaneció sin hijos por su agenda egoísta provoco que ella públicamente despreciara a David su esposo, quien reacciono callándola. Y en esencia su matrimonio murió.

Nuestro pecado y egoísmo se enfoca en nosotros en nuestras propias agendas como el tirador cerrado  apunta a los hilos cruzados de su rifle. Dejandolo a nosotros mismos, nos dejamos llevar cada vez por lo que queremos. Y cuando dos coyujes se enfocan solo en lo que ellos quieren, toda esperanza por la paz se desvanece.

Jesus nos ensena que en lugar de insistir en ser los primeros, debemos ser los últimos. En lugar de querer ser servidos, debemos servir. En lugar de tratar de salvar nuestras vidas, la debemos perder. Debemos amar a nuestro conyuje como a nosotros mismos.  Para terminar, si queremos vencer el egoísmo, debemos darnos por vencidos, ceder, y darlo todo.

Para experimentar el ser uno, debes ceder tu voluntad por la voluntad del otro.  Pero para hacer esto,  primero debes ceder tu voluntad a Cristo—solamente entonces encontraras el ser posible rendir tu voluntad por la voluntad de tu pareja.

NOTA: Este articulo viene del libro “Family Life and Marriage Bible” por Dennis y Barbara Rainey.

NOTA: Diariamente un tema que ayudara a tu matrimonio a triunfar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: